FACEBOOK LIVE

Latest Posts:

MI INFANCIA

MI INFANCIA
                                                                                                           
Es un bello lugar donde reposo, así lo siento, la paciencia me embarga tanto, que en el fondo lo que hago es universal; desde allí he decidido recordar la historia de mis días, que me vuelven niño, ahora me toca recordar cómo soy, quiénes eran mis amiguitos, cuáles eran mis juegos preferidos, qué cosas empezaron a asombrarme como niño de la filosofía natural, si los juguetes que tuve, llegaron un 24
o un 31 de diciembre o el  6 de enero; eso trato de recordar, o si de pronto me aplazaban infinitamente como a muchos, donde la claridad de la navidad se vuelve oscura. 
☺  ☺  ☺  ☺  ☺  ☺  ☺  ☺  ☺  ☺    
Desde la prehistoria de mi infancia me levanto por festejar en la penumbra del tiempo o languidecer en la alborada de mis sueños. Son las ideas que flotan en la mañana fresca, con las gotas tierna de la lluvia, las que me preguntan: ¿qué tan niño te sentías?,  ¿te encantaba jugar haciendo el bien?, ¿aparecías como protagonista o jugabas a mostrarte que los demás lo podían ser?, ¿aceptabas las reglas del juego?, ¿qué carita se dibujaba en el espejo de tu diminuta alma, cuando ganabas o perdías?, ¿en realidad mirabas con ojitos de fealdad a los que perturbaban o adversaban tus propósitos?, ¿cómo hacías para jugar?, ¿quebrantabas la inocencia de tu madre para escapar o con tu miraba llenabas de confianza a mami para adentrar a la casa?, ¿al final tu casa era prestada, alquilada, o te esperaba un cuarto para todos, donde no podías pintar las maravillas de los intrépidos inocentes?
♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   ♥   
Sólo percibo que jugaba, pero ¿con quién?; cuánto daría por preguntarle a mi hermano mayor sí el imponía las reglas; ¿yo reía o lloraba cuando perdía o ganaba la partida?, ¿a qué jugaba?, ¿apostaba a ser amigo o a ganarme el botín de la felicidad o dulzura de los niños alegres?; pero, aparte de los míos, chiquillos hermanos, ¿qué otros amigos existen?, ¿llegaron, miraron, se fueron?, ¿donde  están?
Son los juegos de la imaginación, desde la conjetura de mis bucles mentales, que me hacen sentir niño.
Los juguetes en verdad, ¿de qué están hechos?, ¿en plástico, madera, zinc o lata? Desde la calidad de mis juguetes observaba a mis padres, que no eran  responsables que los otros me miraran, para  bien o para mal. Entonces, uno nace clasificado aunque las circunstancias te desclasifiquen. Esos juguetes en la abstracción ¿los  compartía o hacía resistencia? Semejante acción influye en tu pensar, en tu condición de niño imaginativo; ¿cuántos compartíamos o eras mosquetero?; ¿nuestro comportamiento, era respetuoso o la obediencia reinaba?
♫   ♫   ♫   ♫   ♫   ♫   ♫   ♫   ♫   ♫  
Nacía la rebeldía con la insipiencia de los días. Sólo niños comunes silenciosos, difíciles de expresar nociones y atributos que ahora emergen, ¿mis juguetes eran admirados o se perdían en las miradas desviadas por su valor a la igualdad de los demás?, ¿jugaba a ser el mejor, competía o me divertía?, ¿era el atleta de la vida que algún día hace de los sueños su realidad aplazada o siempre llegaba con la llama olímpica, rodeado de sonrisa?, ¿jugaba a ser el piloto desafiando los aires, en medio de las calles vacías de mi terruño?, ¿imaginaba la brújula creativa, haciendo malabares con el viento?, ¿simulaba ser los pájaros que adornaban el cielo azul de los atardeceres?, ¿eran mis deditos sensores y señalaban a cada pajarito como si fuera yo, el que volaba, pensando siempre en el futuro?
☼   ☼   ☼   ☼   ☼   ☼   ☼   ☼   ☼   ☼  
Caminar, luego volar, no descansaba de hacer trazados mentales sobre la poca arena, dibujaba las calles, arroyos de piedras y caminos de mi pueblo, en el universo limitado, de ser niño. La época enmarca un dilema, recordar es difícil,  hablar de mí aun más. Sólo un espejo mudo sería mi colaboración. Es la infancia, son cinco años, trato de fotografiarme y la respuesta es múltiple, firme. Mi voz con resonancia infantil se vislumbraba, mi mirada silenciosa cautivaba, coqueto con cara de niño, suave;  fino al respirar, ojos de mar, labios sedientos al preguntar o mirada triste que ocultaba los encantos de todos todos los niños. Recordar que el día de los inocentes sus misterios por momentos opacaban los cuentos de alegría, las miradas circulaban o temblaban, los labios acordes del enigma de los cuentos infantiles de ser siempre niños.
Para ese entonces no me miraba al espejo, era tan alto que los otros chiquillos no tocaban mis hombros al jugar a los soldaditos, no eran falsos ni positivos, eran niños que reproducían cultura, donde la síntesis estaba ausente. Ese lugar hace parte del nacimiento de una sillita, que me traslada y me da vida; ingrediente universal donde cuento las estrellas, hablo con ellas; pasan y pasan las horas como los meteoros que se desprenden, aunque algunos se conjuguen con el mar. Desde ese lugar como niño, la imaginación es mas inmensa que el universo que me vio nacer, ahora esculco su fondo, me penetro en él, formando desde ese lugar, un niño, donde la luna es un espejo de mi verdadera infancia.

HUCASME
Share on Google Plus

About hugo castillo

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

  1. Este articulo me gusta por que me hace recordar a mi infancia que hoy dia solo quedan recuerdo de ella, esos momentos donde solia compartir y divertirme con mis amigos del barrio, donde hoy dia solo quedan aquellos recuerdos y una buena amistad. Jahaira Estrada 11D

    ResponderEliminar