FACEBOOK LIVE

Latest Posts:

EL ÁRBOL DEL AMOR

EL ÁRBOL DEL AMOR


He estado viendo las hojas de los árboles y aparecen adormecidas en medio de  sus ramas, observo el árbol como esencia y es inerme ante los demás, ante mis ojos lo es, vuelvo a ver el árbol, sus hojas, sus ramas y su esencia es otra, se mueve al son del viento, entonces mis ojos se mueven alrededor del árbol, ahora los dos estamos haciendo lo mismo, eso somos, movimientos; tiendo a observar mi cuerpo apoyado sobre un pedazo de suelo y estos se mueven, he querido sentirme ajeno al movimiento de las cosas, pero mis ideas se mueven sobre lo que pienso, la verdad es que aunque intente quitarle el movimiento a las cosas que giran sobre mi  o yo giro sobre ellas, estas siguen su curso y giran; de una vez por toda decidí quedarme al lado de ese árbol y de él aprendí muchas cosas que quiero comentar sin que a usted le llame la atención, ese árbol es el lugar donde el romance llega, de ella, del suyo y de los otros en cantidades, ese árbol lo he bautizado con el nombre del Árbol del Ámor. Él es testigo de la declaración que, en una mañana fresca donde una llovizna sonora con su eco le daba musicalidad a las horas, esa mañana donde brotaban palabras que mantenían a Rosa en medio del encanto que José confesaba con alegría, y  que el canto de los pájaros acompañaron su declaración  de amor, esto fue lo que dijo José:

He visto flores con sabor
a diosa, tu Rosa con color
a fuego, enciendes mi alma,
yo te beso, un bello olor de
diosa, de tu boca provoca.

Yo seguía al lado del árbol, entonces  le pregunte a José: Si el árbol del amor te inspira, que tendría que hacer yo para conquistar a Rocío, que en la mañana también humedece mi cuerpo, cuando le escucho. José me respondió airado: ves, colócate al lado del árbol del amor, háblale de tu intención, confíasele que a Rocío tú la anhelas antes de nacer, el árbol te entenderá, dado que de él solo brota amor. Luego quise llegar a ella; miré al cielo y dibujé a Rocío, la cual empecé a pintar con palabras que en el silencio de la música me dicen:





Mi cuerpo tiene frío  cuando
pronuncio tu nombre, de tus
gotas de agua surge el calor,
cuando te tengo, me embebo
de ti, Rocío, como hielo en el corazón.
 
El tiempo corría, Rosa dibujaba a José en cada mirada, los suspiros tenían nombre, era la sed de Rosa por buscar cualquier provocación, se inclinó haciendo una pausa con movimientos suaves ante el árbol del amor, en ella surgieron muchos interrogantes, sólo con tocar ese árbol y pensarlo, emanan pensamientos donde el romance juega, la vida se enamora, todo lo que transcurre allí poetisa el alma; a su vez, Rosa se atrevió a hacer el ejercicio, sin importar que las palabras son el nacimiento de lo que somos y sin mediar manifestó a José, la inspiración tomada del árbol del amor:

Soy mujer que nació de ti, te 
internas en mí, me afirmas y 
luego te niego, José, te has
preguntado cuánto te amo,
el  día que me robaste un beso
 y te conocí.

Yo, me he mantenido, he buscado tu nombre, dijo Rocío, te escondes, cuando los demás frente al árbol del amor se confiesan y gritan hasta la inmensidad quiénes son, recuerdas con mis gotitas de agua la mañana termina iluminada con la salida del sol, soy Rocío con sabor a vida cuando camino cualquier espacio, todos quieren tocarme, tu no me dices  por qué eres así, no descansaré y partiré angustiada hasta que no te confieses, qué guardas que yo no pueda llegar a ti y convertirte en la humedad que desea mi verdadero amor:



Cuando amanece temprano tu
eres el cántaro del día, deposita
desde el cielo gota a gota, sobre
tus labios caerá, llegaras a mí
pidiéndome el néctar de mis besos.
 

La mañana se fue transformando en noche. El árbol del amor, en sus ramas y hojas se veía el cansancio. Rosa, al igual que José, se miraba con Rocío, cuando el amor anónimo se despedía con su sonrisa e idilio, diciéndole al árbol del amor qué hermoso enamorarse en la imaginación y pretender que somos existencia y pretendemos amar a lo que no existe, siendo la propia existencia la que idealiza al amor; quise volver a besarla y se fue, le preguntaré al árbol del amor.

HUCASME
Share on Google Plus

About hugo castillo

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario