FACEBOOK LIVE

Latest Posts:

Los retos del amor en el siglo XXI

Los retos del amor en el siglo XXI


            
   Los retos del amor en el siglo XXI Foto: ingimage - montaje: semana

Hasta hace no mucho tiempo la gente conocía a su media naranja a través de familiares, amigos y vecinos. Hoy 22 % lo hace en internet. De hecho, la gente que tiene un teléfono celular inteligente “lleva un bar de solteros en su bolsillo 24 horas, siete días a la semana”, dice Aziz Ansari, el reconocido comediante estadounidense que acaba de lanzar el libro Modern Romance junto con Eric Klinenberg, profesor de Sociología de la Universidad de Nueva York. Además de esto la gente ya no se casa tan temprano, lo que significa que pasa mucho más tiempo buscando romance. La tecnología está para ayudar, pero aun así muchos se quejan de que se trata de un trabajo de tiempo completo que produce fatiga, ansiedad e insatisfacción. Hay que mandar correos, mensajes de texto, chatear y hacer búsquedas en Google. “Uno ya está cansado antes de conocerse”. 


La gente se pone ansiosa porque una persona no responde un mensaje en WhatsApp pero tiene tiempo para colgar fotos de su desayuno en Instagram. También sufren por perseguir al ex en Facebook, algo que 88 % de las personas hace o corre riesgos al enviar mensajes con contenidos sexuales. Por todo esto, los autores dicen que el amor en los tiempos de internet puede ser más difícil que antes y lo que hace necesario conocer esos desafíos y obstáculos que se presentan en el camino. Estos son algunos de ellos.



1. Nadie sabe lo que quiere



Los sitios en internet exigen mucha información para permitir búsquedas por diferentes filtros: edad, educación, rasgos físicos, gustos personales. Pero lo curioso es que, según Ansari y Klinenberg, pocas veces coincide lo que la gente dice querer y lo que escoge. Esto es un indicio de que la conquista tradicional, frente a frente, sigue siendo la mejor manera de analizar si alguien es el indicado o no. En ese sentido, las aplicaciones como Match.com, OkCupid y eHarmony.com “son buenas para conocer gente pero no para encontrar una pareja romántica”, dicen. 



2. Muy poco retorno



La gente pasa mucho tiempo alimentando sus perfiles en redes sociales y sitios para encontrar pareja pero muchos no ven una correspondencia entre dicha inversión y lo que reciben a cambio. “Solo encontrar el sitio correcto es un proyecto en sí mismo”, dicen. Según Christian Rudder, de OkCupid, las mujeres calificadas como atractivas tienden a no responder solicitudes de hombres menos atractivos. Ellos, en general, reciben muchos menos mensajes que las mujeres. Los expertos recomiendan: a ellas, subir fotos en las que coquetean para la cámara o muestran su escote; a los hombres, aparecer con animales o realizando una actividad interesante. 



3. Más opciones, menos decisiones



Los autores se apoyan en el trabajo del sociólogo Barry Schwartz para demostrar que ante más opciones es más difícil escoger. En un trabajo reciente con mermeladas, quienes escogieron entre seis sabores tuvieron menos dificultad de comprar, que a quienes les ofrecieron 24. Cuando la gente está conquistando online es parecido. Como el número de posibles candidatos ya no es limitado como antes sino que hay un espectro mucho más grande para escoger, muchos permanecen en un estado de búsqueda eterna. “Además quedamos menos satisfechos con lo escogido porque tendremos la duda de si nos equivocamos”, dicen los autores. 



4. La búsqueda de la media naranja




Los mecanismos de conquista digitales han coincidido con la idea de que existe una pareja ideal para cada quien, lo que ha llevado a las personas a ser mucho más exigentes y a esperar más de ella. “Antes la gente se contentaba con alguien suficientemente bueno”. Ahora hay una presión enorme para encontrar la perfecta.
Share on Google Plus

About hugo castillo

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario