FACEBOOK LIVE

Latest Posts:

LA MORAL Y LOS EXPRESIDENTES

LA MORAL Y LOS EXPRESIDENTES

Por Hugo Castillo Mesino

Desde que nacimos hemos pensando en liberarnos de quienes hacen todo lo posible porque los días sean una rutina y no que se conviertan en la cotidianidad donde visionemos una realidad diferente para transformarnos y transformar el entorno social. Esta sociedad de la mentira y de la corrupción hunde sus raíces en un bipartidismo de ancestro colonial que polarizó al país por décadas desde los tiempos inmemoriales de los “Pájaros” y los “Chulavitas” de filiación conservadora, persiguiendo y eliminando a sangre fría a los “Cachiporros” de descendencia liberal, quienes se hacían matar por ideales, mientras que los primeros lo hacían por preservar el poder represivo en tiempos de Ospina Pérez y Laureano Gómez, cuyas respuestas fueron las aberrantes masacres y la sangre vertiéndose en el territorio, rindiendo culto a la “muerte”.

Hoy, después de años de penurias, sosiegos, venganzas, tiranías, tristezas, torturas y toda  una gama de padecimientos de enfermedades sociales y políticas vividas por los colombianos, surgen nuevos gobiernos, nuevos protagonistas, quienes participan en un proceso de metamorfosis histórica bajo circunstancias parecidas con su poder irracional y la corrupción galopante, desenfrenada a toda costa, que une a los expresidentes alrededor de la candidatura de Iván Duque, con la estrategia maléfica y misantrópica de “todos contra Gustavo Petro”, cuando en el fondo es todos contra la “Colombia Amarga”, donde los mismos con las mismas le han dado ese sabor a pesar de toneladas de mermelada, olvidándose de sus propias contradicciones y sindicaciones descalificadoras entre sí; están “convencidos” de que los colombianos los hemos perdonado: Cesar Gaviria: “El gobierno de Uribe fue un asco (…), convirtió al DAS en una maquina delincuencial al servicio de la Casa de Nariño”; Álvaro Uribe: “El gobierno de Gaviria fue el creador de los narcos y de los Pepes y, por presión del narcotráfico, eliminó la extradición de la Constitución”; Andrés Pastrana: “Cuando los colombianos voten por Uribe, estarán votando por el “Cartel de Medellín” que está representado por el Centro Democrático”; Álvaro Uribe: “Pastrana dejó al país secuestrado (…), le entrego la soberanía nacional a los guerrilleros y a los narcotraficantes”; Andrés Pastrana: “Cesar Gaviria es el eslabón perdido del proceso 8.000”.

Esta triada expresidencial está avalada por los partidos amorfos remendados de corte clientelar y amermelados como el Partido Conservador, el Partido Liberal, La U, Cambio Radical, El Mira y el Centro Democrático, que identifican sus plataformas programáticas para la convergencia amoral y con Iván Duque para liberarse de implicaciones e investigaciones jurídicas por acciones criminales, desfalcos, estafas y delitos contra la administración pública, repartos de ministerios y de la burocracia ociosa con los cupos indicativos, en una unión maquiavélica que no es de extrañar y en la apuesta de “todos contra Petro” y “toma todo Duque”; donde hasta el Presidente Juan Manuel Santos, como buen jugador de póker, les dio la bienvenida y los santificó con el eslogan de “borrón y cuenta nueva”, “tapen, tapen, tapen”, invitándolos al nuevo espectáculo del gran circo del “titiritero” y de “el títere soy yo”,  donde todos ellos puedan comer, arrepentirse, sobornar, hurtar, delinquir, etc.

Vistas la cosas de esa manera, los colombianos tenemos que despertar en una acción multiplicadora y de conciencia colectiva volcándonos y llenando las urnas votando por Gustavo Petro con la familia, los vecinos y amigos ante la falta de oportunidades, laborales, educativas, asistenciales, sociales, conservación del medio ambiente, desarrollo agroindustrial, participación paritaria de la mujer en las esferas de gobierno, derechos políticos y sociales, el apoyo a los Acuerdos de Paz y combatir la Corrupción ocasionada en gran parte en los gobiernos amorales de los expresidentes y sus partidos, quienes aspiran seguir en la crisis de la crisis de la sociedad colombiana.


Siempre estamos a tiempo, sigamos orientando la campaña de Gustavo Petro sin caer en los extremos, ratificándo su Programa de Gobierno, atrayendo a los indecisos y abstencionistas; actuando con inteligencia, mesura y concitar que la confrontación es ante quienes aspiran a perdurar por los siglos de los siglos. Mi voto es por Gustavo Petro; participé en la Coalición Colombia y seguiré participando con dignidad, demostrando con mis conocimientos y aportes siempre al orden del día sin mangualas, componendas, oportunismos en la construcción y en la acción. Hoy, en mi condición de ciudadano, militante y directivo del PDA Distrital, reitero mi apoyo a Gustavo Petro en su aspiración legítima de regentar los destinos del país y festejo esta otra realidad y oportunidad histórica; donde participamos en un nuevo capítulo con la unión de Antanas Mockus, Claudia López y Gustavo Petro que constituyen la verdadera encuesta que el 17 de junio conducirá a Gustavo Petro a la presidencia de Colombia; ahora el antídoto es Colombia y la Paz. Hay que seguir soñando en la esperanza de anhelos libertarios, pintando utopías, reconocernos en las diferencias; actuando con pluralidad, festejando la diversidad para que los niños, ancianos, mujeres y hombres se liberen de las cavernas, reconociendo que: “Primero es Colombia”.


PUBLICADO EN EL DIARIO LA LIBERTAD DE BARRANQUILLA

DOMINGO 10 DE JUNIO DE 2018

Share on Google Plus

About hugo castillo

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario