FACEBOOK LIVE

Latest Posts:

IMPERATIVOS ÉTICOS EN TIEMPOS DE PANDEMIA

        IMPERATIVOS ÈTICOS EN TIEMPO DE PANDEMIA

Filosofía de emergencia para tiempos de cuarentena | BURGOSconecta

Por Hugo Castillo Mesino

Hacer consideraciones teóricas ameritan sentar posiciones con ruptura umbilical donde prevalezca el nosotros como el pensar y no el otro absoluto como la existencia de la verdad; por ello hablar de ética como teoría y de moral como practica demanda preguntar: ¿el ser humano es esencialmente bueno y debe actuar con su naturaleza? o ¿el ser humano es esencialmente malo y debe impedírsele actuar conforme a sus impulsos?, produciendo, en síntesis, una ambivalencia y ante ello la sociedad y los gobiernos tienen que actuar con la visión y la misión de establecer imperativos éticos y morales sobre todo en tiempos de pandemia.


En estos tiempos de pandemia la dialógica es profunda, aflorando constructos como si se navegara por un mar de conocimientos, precedidos por autores que invitan a pensar, sigue siendo un reto como producción y no a almacenarnos de informaciones atiborradas y, es ahí donde logramos arribar conjuntamente al puerto con vientos menos fuertes y compartir, construyendo letra por letra, con el historiador Alexander Vega Lugo, esta reflexión que, apenas, es un ápice en el universo, denominándola: “Imperativos éticos en tiempos de pandemia”, ocasionado por la agresiva presencia del Covid-19, que hizo necesario adoptar una serie de medidas orientadas a enfrentar la letalidad de este virus: lavado frecuente de manos, distanciamiento social y el uso casi permanente del tapabocas.


Pero, más allá de esta iniciativa, los diferentes gobiernos de los Estados en el mundo han impulsado políticas de excepcionalidad que buscan garantizar el bienestar de la población como el toque de queda, la ley seca y el prohibir actos públicos de concurrencia masiva de personas. Lo anterior, con el propósito de ralentizar la expansión de esta pandemia e impedir que colapse el sistema de salud pública que está como un péndulo. 


Las naciones del primer mundo cuentan con grandes recursos económicos y tecnológicos, como también de una elevada calidad de vida, pudiendo desarrollar vacunas, fruto de su capacidad investigativa en cabeza de sus científicos del campo de la medicina y salud: epidemiólogos, virólogos, infectólogos, patólogos, entre otros. Países como Reino Unido, Rusia, Estados Unidos, han dado pasos agigantados en esa dirección. 


La anterior circunstancia ha hecho posible vislumbrar un horizonte de esperanza en el corto plazo para que la población mundial pueda alcanzar un grado de inmunidad que permita gradualmente superar los estragos y efectos negativos de la Covid-19 y conjurar esa estela de muerte que viene dejando en el mundo, sobre todo en un sector de la población que presenta comorbilidades y que la hace extremadamente vulnerable ante esta enfermedad. 


Pero más allá de las medidas lideradas por los Estados, hay una dimensión ética que está al alcance de cualquier individuo y que puede contribuir a enfrentar la amenaza pandémica, como son los principios de responsabilidad y cuidado. 


El principio de la responsabilidad ha sido fundamentado, en la tradición filosófica, por el pensador judío alemán Hans Jonás (1903-1993), quien escribió una de las más importantes obras de ética, en un mundo asediado por la tecnología: “El principio responsabilidadEnsayo de una ética en una civilización tecnológica”, publicado en castellano por Editorial Herder en 1994. Si bien es cierto que el autor se ocupa de darle un sentido nuevo a la ética ante la amenaza de la tecnología y de su efecto inmediato como ha sido el dominio y sometimiento de la naturaleza, fruto de una mentalidad moderna, lo cierto es que este imperativo ético se puede aplicar en las actuales circunstancias en que la humanidad nuevamente se ve amenazada por un poderoso elemento de origen biológico, como es este ataque viral. Destaca el autor: “El hombre libre exige para sí la responsabilidad que está ahí aguardando sin dueño alguno, y luego, de todos modos, queda sometido a las exigencias de ella”; sin una actitud de responsabilidad ante nuestras vidas y la de los demás podríamos estar al borde de la peor catástrofe que pondría en jaque la misma supervivencia del género humano. 


En esa misma perspectiva, uno de los pensadores latinoamericanos de mayor resonancia universal como es Leonado Boff, teólogo, filósofo y exsacerdote franciscano, nacido en Brasil, escribió en 2012, un interesante libro titulado “El cuidado necesario”, publicado por la Editorial Trotta de España. Destaca el autor: “El cuidado, amigo de la vida, es urgente en la actual fase crítica del sistema-Tierra; cuidado como esa actitud amorosa que podrá salvarnos como especie y permitirá la continuidad de nuestra civilización”. 


En consideración de lo anterior, la crisis pandémica no sólo es enfrentada desde lo científico o lo político y social, sino también desde lo ético, lo cual implica que la población mundial adopte como imperativos éticos necesarios, el principio de responsabilidad y del cuidado, porque ellos están orientados a preservar la vida humana y el uso racional de los recursos limitados de la Madre Tierra. Repensar los imperativos éticos en tiempos de pandemia es una tarea bioética de todos.


PUBLICADO EN EL DIARIO LA LIBERTAD DE BARRANQUILLA

LUNES 04 DE ENERO DE 2020
Share on Google Plus

About hugo castillo

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario