FACEBOOK LIVE

Latest Posts:

¿PERIODISMO SIN ÉTICA Y VICEVERSA?

                 ¿PERIODISMO SIN ÉTICA Y VICEVERSA?



Por Hugo Castillo Mesino

La tendencia conceptual y opinativa es que la ética es la concepción que tenemos que asumir sobre la sociedad en su conjunto, mientras que la moral es todo lo que afecta a los individuos o grupos sociales en cuanto los consideramos atributivamente como parte de la sociedad sin la posibilidad de operar; siendo la ética la teoría que aunada a la práctica constituyen un enfoque dialectico. Cabe la pregunta: ¿existe ética sin moral y moral sin ética? o ¿se puede ser ético más no moral y moral más no ética?  Este dilema teórico- practico nos conduce a una inferencia: ¿se concibe el periodismo sin ética o ética sin periodismo o existen medios de información más no de comunicación?

 

Escuchar a Alfonso Gumucio Dragón, escritor, cineasta, periodista, fotógrafo y especialista en Comunicación para el desarrollo, es ampliar los referentes conceptuales sobre el periodismo y la comunicación social; permitiendo caracterizar a los medios de comunicación como inanimados o canales e instrumentos para informar a la sociedad acerca de hechos o acontecimientos que suceden de orden político, social, económico a nivel local, nacional e internacional. El periodismo es una profesión que busca información a través de sus géneros como entrevistas, artículos, editoriales, reportajes, valiéndose de las fuentes que dan origen a su trabajo para luego difundir o publicar. La información recopilada puede responder a diversos espacios y tiempos, todo depende de la intencionalidad del periodista o de los intereses que subyacen a nivel de la empresa periodística.

 

No es lo mismo el periodista que el comunicador social; al igual que tampoco los medios de información, que son instrumentos de poder y hacen parte de la mediocracia al servicio de los intereses oligopólicos, a diferencia de la Comunicación Social y del comunicador que, por ética, deben estar encaminados a empoderar a las comunidades y a desarrollar su conciencia emancipadora. Esa acción y toma de decisiones es fundante en la filosofía de la Comunicación Social.

 

La Comunicación Social y los campos de trabajo del periodismo son completamente diferenciales, aunque convergentes, dado que la comunicación social implica un trabajo de identificación del comunicador social como facilitador y perceptor de las comunidades en aras de contribuir y fomentar la búsqueda de soluciones a las demandas y necesidades colectivas de las comunidades donde los sujetos interactúan y se comprometen por su identidad a organizarse creando sus propios medios, inclusive arrancando las frecuencias a los gobernantes locales con la condición de comunicar lo que implica una relación dialógica, reciproca, de participación decisiva en los asuntos propios de las comunidades como proceso reivindicativo y luchar para combatir la injusticia social. 

 

Para la Comunicación Social con sus facilitadores lo que prima es la ética como principio de responsabilidad y compromiso por el bienestar de las comunidades para que se puedan escuchar sus voces y reivindicar sus derechos; es un principio fundamental de la Comunicación Social dar a conocer sus problemáticas y su legado histórico dada su exclusión y luchar por ser reconocidas. Mientras que el periodismo su actuación está inscrita en los medios de información y no de Comunicación Social Transformadora, desarrollando géneros periodísticos; su relación con los receptores, lectores, audiencia o ciberusuarios, es unidireccional o, prácticamente, imponente y, por más sensibilidad social que tengan ese grueso de “comunicadores”, terminan como pregoneros, actuando desde la concepción individual o empresarial, por mandato politiquero a todo nivel. Hay casos en esta profesión donde los periodistas son provocadores mal intencionados para obtener dividendos al entrevistar a personajes o al mejor postor desde ámbitos diversos en la sociedad sembrando divisiones en los partidos, gobiernos, deportes, cultura, etc. En síntesis, se puede ser periodista y comunicador social; pero, no significa que quienes ejerzan la función solo de periodista sean comunicadores sociales.

 

Alex Grijelmo en su obra “El estilo del periodista”, plantea el preámbulo del Código de Ética y señala: “El editorialista, al igual que el hombre de ciencia, debe buscar la verdad, a donde quiera que lleve, si quiere ser fiel a su profesión y a la sociedad”. Los puntos fundamentales del Código de Ética, retomado y planteado por Grijelmo, se definen empezando por el editorialista, quien al presentar los hechos debe mostrar honradez; al obtener las conclusiones debe predominar la objetividad de los hechos expuestos, sin desconocer que en el manejo de los medios de comunicación las informaciones y posiciones del comunicador debe ser rigurosas y equilibradas con eticidad; nunca debe estar motivado por un interés personal; comprender que no se es infalible y permitir que se oiga la voz de aquellos que están en desacuerdo en los artículos y otros géneros periodísticos; revisar sus propias conclusiones y corregirlas si encuentra que se basan en conceptos erróneos previos. Por tanto, deben respetarse las opiniones individuales bien meditadas; deben apoyar a sus colegas cuando éstos defiendan las normas más altas de la integridad profesional. Repensar los medios de información por los Medios de Comunicación Social Transformadora.



PUBLICADO EN EL DIARIO LA LIBERTAD DE BARRANQUILLA

LUNES 15 DE FEBRERO DE 2020
Share on Google Plus

About hugo castillo

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario